Skip to content

Colchones de látex: Pros y Contras

Mucho se ha avanzado en la fabricación y comercialización de los colchones de látex desde su origen en el año 1800. Sin lugar a dudas el descubrimiento de la espuma de poliuretano en 1940 contribuyó en buena medida a avanzar en su ligereza y asequibilidad.

Los colchones de látex suponen aproximadamente el 15% del mercado y es merecida su fama de colchones flexibles y confortables, especialmente para las personas de más edad por tener éstas menos masa muscular.

Porqué decantarse por los colchones de látex

Los colchones de látex pertenecen al grupo de los colchones de espuma o fabricados a través de la “espumación“. El látex se obtiene de la resina del árbol del caucho, pero también se emplean endurecedores y antioxidantes en la fabricación de los colchones de látex para aportarles solidez y estabilidad.

Aunque el porcentaje de látex natural varía, lo más extendido en el mercado son los colchones denominados “Eurolátex” (20% látex natural y 80% espuma de látex sintético). En este sentido hay que señalar que cuanta mayor sea la proporción de látex natural más evidentes serán las características de adaptabiliad y comodidad del colchón, pero también tendremos que extremar los cuidados para su correcto mantenimiento.

Los colchones de látex son sinónimo de suavidad y adaptabilidad. La sensación de confort es total gracias a los millones de hilos de caucho de su composición. Asimismo, tal y como nos cuentan los expertos de colchones.es (https://www.colchones.es/colchones-de-latex.php) entre sus ventajas más destacables están que:

-Son hipoalergénicos.

Repelen la suciedad, especialmente interesante para las personas alérgicas a los ácaros.

-Son transpirables.

-Son más duraderos que los colchones convencionales de muelles. Por lo general, los colchones de látex tienen una vida útil de entre 15-18 años.

Aspectos a tener en cuenta al escoger un colchón de látex

Si bien los fabricantes toman sus debidas precauciones a través de la vulcanización de las proteínas de las alergias para desnaturalizarlas, es cierto que los colchones de látex no son recomendables para aquellas personas alérgicas al latex. Para el resto de los mortales no existe motivo de alarma.

Cuanto mayor sea el porcentaje de espuma sintética, proveniente del petróleo, más probable será que el colchón absorba más calor y que por tanto realice peor la función de la transpiración. El olor gomoso también suele ser propio de estos colchones más sintéticos.

En el apartado de los posibles inconvenientes de los colchones de látex debemos mencionar también que:

-Exigen un mayor mantenimiento debido a que el látex es un producto orgánico que tiende a deshacerse con el tiempo.

-Son más caros, sobre todo, cuanta mayor sea la proporción de látex natural.

-Pueden resultar demasiado blandos para las personas con problemas de vértigo.

En líneas generales podemos concluir que con una adecuada pauta de mantenimiento y un somier de láminas, para ayudar a que el colchón transpire mejor, los colchones de látex son la opción ideal para conseguir un sueño reparador y cuidar de esas lesiones lumbares, articulares o musculares.

Hoy en día la relación calidad-precio de los colchones de látex está muy ajustada, por lo que hacerte con uno es realmente una buena inversión en salud y confort.

The following two tabs change content below.

CafesCastel

Nuestro objetivo es ser un claro referente en cuanto a las noticias de la actualidad de todo tipo. Tales como, tecnología, deportes, viviendas, marketing y mucho más!.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR