Skip to content

Cómo arreglar tu lavadora cuando pierde agua

Las lavadoras son unos electrodomésticos que suelen aguantar una gran carga de peso y trabajo durante años, pero es muy habitual que, pasado un tiempo, comiencen a dar problemas de filtraciones y pérdidas de agua. Precisamente, para evitar que esto te ocurra y dar solución en tal caso, te contamos algunos consejos que te serán de gran ayuda y con los que podrás repararla por completo y evitar que vuelva a perder agua. No olvides pasarte por tu tienda de repuestos de electrodomésticos en Madrid para adquirir cualquier pieza que necesites.

Cómo arreglar la pérdida de agua en tu lavadora

En primer lugar, si percibes que la lavadora pierde agua, debes comprobar si esto ocurre al conectarla. En caso de que sea así, el origen del problema estará claro, procederá del circuito de llenado. De esta manera, deberás averiguar dónde se encuentra exactamente la rotura, para lo cual es necesario:

1. Abrir la tapa para examinar y conectar el mecanismo. Para ello, retira un poco la lavadora de la pared y colócala sobre periódicos secos. Es muy importante que tengas mucho cuidado, ya que, al retirar la tapa, puedes introducir la mano en alguna parte peligrosa. Al conectar el mecanismo, obsérvalo atentamente para encontrar el origen. Eso sí, sin tocar nada hasta que no se desconecte (especialmente, la corriente eléctrica).

2. Desperfectos en el manguito. Una de las posibles causas de esta pérdida de agua puede ser que el manguito esté rajado, sobre todo, por sus continuas vibraciones cuando está en funcionamiento la lavadora y también por el desgaste del tiempo que lleva en funcionamiento. Encontrarás manguitos en tiendas de repuestos de electrodomésticos en Madrid y pueden tener distintos grosores, por lo que debes buscar los del tamaño que corresponda a tu lavadora. También existen de goma, que resisten mejor a las vibraciones y son más flexibles.

3. Goma picada. En caso de que esté picada la goma, debes retirarla, ponerle un parche y volver a colocarla. Si se trata de la goma de la puerta, es necesario retirar las dos abrazaderas y voltearla hasta situar el orificio en la zona superior. Después, vuelve a asegurarla con las abrazaderas (la identificarás debido a que es un anillo largo de alambre que acaba en tornillo).

4. La conexión a caja del detergente. Para tal labor, debes intentar tener mucho cuidado, ya que, si pones un tubo distinto al suyo, debes vigilar que no quede “mordido” en ninguna curva. Además, para evitar que se enganche con alguna pieza móvil de la máquina, es muy importante que no quede suelto.

5. Problemas con la conexión a la electroválvula. La forma en que puedas acceder a este tubo dependerá del modelo de la lavadora. Pero, por lo general, es muy común que puedas acceder a las de carga frontal retirando la tapa superior y a través de una tapa situada en el lateral o la parte posterior.

Conclusión

Consigue reparar por completo tu lavadora con estos sencillos y fáciles consejos. Además, no olvides ahorrar con programas cortos y bien aprovechados. De esta forma, conseguirás reducir tu factura de la luz y cuidarás tu entorno.

The following two tabs change content below.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies