Skip to content

Cuidados a la hora de aparcar la bicicleta

Cada vez somos más los que, a diario, utilizamos nuestras bicicletas para ir a clase, al trabajo o a hacer recados. Ya sea moviéndonos por pueblo o por ciudad, encontrar un buen lugar donde aparcar nuestro vehículo con seguridad y sin que moleste a nadie es primordial.

Para algunos, meter la bici en su puesto de trabajo o centro de estudios ya es posible, pero para la gran mayoría no, por lo que resulta interesante ver en qué sitios de la calle podemos dejarlas a buen recaudo.

¿Dónde aparcar nuestra bici?

Lo primero que debemos saber, si queremos dejar nuestra bicicleta en la calle, es si es legal. Esto dependerá del municipio en que estemos. Aunque, en general, se suele permitir siempre que la acera tenga entre 3 y 6 metros de ancho. Es importante que aún en los casos en que se pueda aparcar, se respete el paso de los peatones para no molestar.

Después de saber que, realmente, podemos dejar nuestra bici en la acera, la cuestión más importante que debemos tratar es decidir a qué tipo de mobiliario urbano sujetarla.

Empezaremos recordando que, en las señales de tráfico, así como farolas, semáforos, postes, vallas… no está permitido. Además, no se trata de lo más seguro ya que, por ejemplo, las señales pueden desmontarse con relativa facilidad y sacar las bicicletas por arriba.

Tampoco es legal utilizar árboles ni plantas, ya que las podemos dañar. También deberíamos descartar dispositivos de escasa altura como bolardos, en los que robar una bici pasándola por encima es de suma facilidad.

Los lugares ideales para sujetar nuestro vehículo son los aparcabicicletas. Al estar cerrados en sí mismos no dejan hueco al cerrar la cadena y además son muy difíciles de cortar al ser muy sólidos. Si son anchos, nos permitirán atar las dos ruedas.

En muchos municipios ya están disponibles en sus sitios web mapas con la localización de los aparcabicicletas.

Otros factores a tener en cuenta

Además del mobiliario al que sujetar nuestra bicicleta, hay otros aspectos que cuidar a la hora de aparcar el vehículo.

El lugar donde dejar nuestra bici, por ejemplo, es un factor de gran importancia. En muchas ocasiones puede parecernos que dejarla resguardada en un callejón o similar, donde no esté a la vista, quedará más segura.

En cambio, si se deja en una calle transitada, aunque dé la impresión de que la posibilidad de que nos la intenten robar amplíe con el tráfico de gente, es justo lo contrario. Hay que tener en cuenta que la presencia de otros viandantes puede hacer que el presunto ladrón no entre en la tentación de intentarlo. Además, en caso de que lo haga, cabe la posibilidad de que otra persona se dé cuenta y trate de detenerlo.

Otro aspecto es el relacionado con el estado de nuestra bici. Dejarla a la intemperie durante una noche o incluso varios días es algo que puede ocurrir irremediablemente. Ante esto, es bueno prevenir que nuestra bicicleta vaya a estar a salvo de la lluvia y el viento.

The following two tabs change content below.

CafesCastel

Nuestro objetivo es ser un claro referente en cuanto a las noticias de la actualidad de todo tipo. Tales como, tecnología, deportes, viviendas, marketing y mucho más!.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR