Skip to content

Trucos para que tu portátil no se sobrecaliente

Probablemente formes parte de ese alto porcentaje de la población que dispone de un ordenador portátil. Este tipo de ordenador es la primera opción de muchos, especialmente de profesionales que utilizan el ordenador como instrumento de trabajo. Sin embargo, los portátiles tienen algunos inconvenientes. El hecho de ser portátiles implica que contienen los mismos o similares componentes en un espacio mucho más reducido, implicando esto muchas más complicaciones a nivel de refrigeración.

Causas del sobrecalentamiento

Para empezar y ya mencionado anteriormente, las características físicas del ordenador portátil implican que la refrigeración del mismo sea complicada.

Siempre que sitúes el portátil encima de una superficie blanda (como por ejemplo una pieza de ropa o un cojín) se sobrecalentará debido a que muy probablemente estarás obstaculizando la expulsión del aire caliente.

También puede ser que en el interior del dispositivo se encuentre suciedad, la cual entorpece el sistema de refrigeración.

Tienes que tener en cuenta que el sobrecalentamiento acorta la vida útil de todos los ordenadores. No obstante, ello no quiere decir que no puedas encontrar ordenadores portátiles de segunda mano en buen estado, especialmente si han sido revisados exhaustivamente por profesionales debidamente formados. Es el caso de los portátiles en Info-computer.com, ordenadores revisados por profesionales antes de ser puestos a la venta para así garantizarte la satisfacción.

¿Cómo sé que mi ordenador se sobrecalienta?

En primer lugar, y síntoma irrefutable, es cuando tú mismo notas la elevada temperatura del ordenador a raíz de tener las muñecas reposando encima del portátil. Este sería el caso más extremo ya que, si la alta temperatura llega a la carcasa del portátil, podemos decir que estaríamos ante una situación de tener que apagar el ordenador por su propio bien.

En segundo lugar, deberíamos situar nuestra mano justo delante del sistema de ventilación. En principio, no tendría por qué apreciarse un calor excesivo.  Sin embargo, hay casos en los que podemos apreciar un calor considerable. Esto sería un mal síntoma.

En los dos anteriores casos puede suceder que el ordenador se apague mientras estás haciendo cualquier tarea con él.

Si no notas ninguno de los síntomas anteriores es que no estás ante un caso de urgencia, sin embargo, no está de más tener conocimiento de las temperaturas a que están sometidas los componentes del ordenador. Para ello existen programas gratuitos (SpeedFan, Open Hardware Monitor, HWMonitor, CPU Thermometer).

Trucos para que tu portátil no se caliente

En primer lugar, con dos o cuatro soportes de goma, situados debajo del ordenador, para que dejen espacio entre el portátil y la superficie y así permitan respirar mejor al ordenador.

Hazte con un refrigerador para portátiles. Se trata de una plataforma sobre la cual puedes colocar tu portátil. Este soporte lleva uno o más ventiladores y enfría sustancialmente al portátil.

Por último, si tu ordenador aún está en período de garantía, llévalo a que le hagan una limpieza en su interior. De no estar en garantía también puedes hacerlo, aunque pagando. Y si eres un poco manitas, ¡seguro que tú mismo lo puedes hacer!

The following two tabs change content below.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies